Un reloj con GPS, necesario o exagerado?

Hace aproximadamente 6 meses hice una de las mejores compras de mi vida, un reloj con GPS. Después de mucho investigar, decidí que la mejor opción era comprar el Garmin Fenix 5x. Un reloj extremadamente completo, con mapas topográficos incluidos, medidor de frecuencia cardíaca y otra cantidad de “pendejaditas” bastante interesantes.

Antes de tomar esta decision me enfrente a un dilema: Necesario o exagerado? Teniendo en cuenta el precio de estos aparaticos, no es una decision fácil. Sin embargo, ya les contare por que creo que no solo es necesario, si no por que es vital desde mi experiencia en el TMB.

Asistente personal

¿Alguna vez te has preguntado cómo sería tener un asistente personal de tiempo completo al alcance de la mano? Escogería la ruta de tu entrenamiento matutino, realizarían un seguimiento de tu ritmo cardíaco, pagaría la cuenta en tus restaurantes favoritos, te dirán a qué senderos caminar y mucho mas. Desde el momento en que te levantas, hasta el momento en que te vas a dormir, un reloj inteligente como el Garmin Fenix 5X te hace sentir que puedes conquistar cualquier cosa e ir a cualquier lugar.

Despertador

La alarma comienza a sonar y mi muñeca comienza a zumbar antes del amanecer, y después de presionar el botón “Snooze”, estoy despierto y en movimiento. Me siento a tomar un desayuno ligero y me reviso algunas estadísticas de sueño anoche noche, enviadas desde mi reloj a mi teléfono. Unas 8 horas y ciclos REM constantes me prepararon para un día ocupado pero bien descansado. Mi teléfono suena, pero leo el texto en mi reloj: saludos de mi familia.

Haciendo algo nuevo

Nunca he caminado por los Alpes, no conozco los senderos y mucho menos las altimetrías, sin embargo, reviso las rutas precargadas en mi reloj y veo información detallada de altura, tiempo estimado, distancia y otra cantidad de información importante que me ayudaran a planear las paradas, descansos, alimentación e hidratacion.

No mas terminar de desayunar, con morral al hombro y mucho frió presiono “Iniciar” en mi reloj y empiezo a caminar, revisando constantemente mis pulsaciones, nivel de fatiga, mapa en vivo y distancia hasta mi destino; sin tener que revisar un engorroso mapa o un pesado dispositivo GPS. Toda esta información y mucha otra, la puedo revisar con mas detalle en mi celular.

La ruta

Después de 10 horas de caminata llego al refugio donde de nuevo reviso las estadísticas detalladas de mi caminata en el celular y comparo distancia, altimetría, calorías consumidas, velocidad promedio, nivel de fatiga; toda esta información la reviso y comparo desde mi celular lo cual me ayuda a planear mejor mi próximo día. Aprovecho también para revisar la ruta del día siguiente y compartir con mi familia y amigos el trayecto realizado; ademas, le envió mis resultados a mi entrenador quien los revisa desde su casa y me aconseja como enfrentar el próximo día de forma mas optima.

Finalmente, mi reloj me muestra una alerta donde me recuerda que mañana es un día largo, que mi cuerpo esta fatigado y que necesito descansar.

En la cima

La ruta de hoy es bastante difícil, con una gran ganancia de altura debo controlar mi respiración para compensar la falta de oxigeno. Usando las alarmas físicas de mi reloj, controlo mi cadencia y tras varias horas de ascenso llego a la cima para disfrutar del paisaje.

Tiempo de recarga

Finalmente llego al refugio, es momento de recargar energías: para mi y para mi reloj. Después de mas de 24 horas de seguimiento continuo y gran cantidad de datos recopilados, la pila de mi reloj marca por debajo del 10%. Esto no es problema pues llevo una batería externa la cual sera capaz de recargar mi reloj mas de 10 veces antes de necesitar carga de nuevo.

Ahora es mi turno, me meto a mi cama asignada en el refugio… Mañana revisare que tan bien pude dormir a esta altura.

0 Comments

Deja un comentario