6 tips para disfrutar los senderos

El senderismo es una de las mejores maneras de ponerse en forma y ser feliz, sigue estos tips para hacer de tus salidas algo mucho más agradable.

Este articulo va más allá de lo básico (es decir, zapatos cómodos, hidratación y refrigerios) y presenta consejos prácticos sobre cómo caminar lo más rápido y eficientemente posible disminuyendo la incomodidad.

Si quieres llevar tu caminata al siguiente nivel, ya sea para ir de excursión al campamento base del Everest, competir en una carrera o mantenerte al día con tus amigos, sigue estos tips.

1. Mantener esfuerzo constante, no velocidad.

Uno de los errores más comunes entre principiantes es querer mantener una velocidad constante durante toda la caminata, esto hace que el nivel de esfuerzo sea muchísimo mayor para terrenos difíciles, lo cual creara un gasto de energía innecesario.

Es mucho más efectivo mantener un esfuerzo constante; por ejemplo, puedes disminuir la velocidad en las pendientes o terrenos difíciles y aumentarla cuando estés en terrenos más planos.

Esto es muy fácil de hacer, muchos atletas utilizan medidores de frecuencia cardiaca y mantienen un nivel de pulsaciones constante; sin embargo, hay una forma todavía más sencilla: concéntrate en tu respiración, si sientes que te ahogas y no puedes casi hablar, baja el ritmo.

De esta forma podrás ahorrar energía optimizando la velocidad, esto es especialmente útil para caminatas largas.

2. Utiliza bloqueador y repelente, pero nunca en la frente.

Una de las experiencias más desagradables durante una caminata es tener bloqueador, sudor y repelente en los ojos.

SIEMPRE que salgas a caminar, utiliza una gorra o sombrero, este cumple 2 funciones: primero te protege del sol y segundo absorbe mucho del sudor producido en la cabeza; de esta forma no necesitas utilizar bloqueador en la frente, la gorra te protegerá.

En cuanto al repelente, yo personalmente trato de no utilizarlo, siempre evaluación si es necesario o no… En caso de ser necesario lo ideal es aplicarlo SOBRE el bloqueador (15 minutos después mínimo) y de nuevo NUNCA en la frente.

Si la situación de insectos en muy grave, puedes aplicar un poco de repelente directamente sobre la gorra o sombrero, esto los mantendrá alejados de tu cara.

3. Utiliza gafas y sombrero con alas

Usar un sombrero con ala le protege de:

  • sol
  • lluvia
  • insectos
  • frío
  • impacto de los objetos que caen

Otro beneficio observado en el paso anterior es que un sombrero con ala te permite aplicarte protector solar y repelente de insectos SÓLO POR DEBAJO de sus ojos, no en la frente.

Las gafas de sol no solo protegen tus ojos del sol, sino también del polvo y las ramas de los árboles que pueden golpearte en la cara.

4. Cierra tu morral de manera adecuada

Si cierras las cremalleras con el cierre en la parte superior y tu paquete está lleno, eventualmente la presión de los elementos dentro y tu movimiento, forzarán las cremalleras a abrirse y tus cosas podrían caerse. La opción correcta de cerrar un morral es con las cremalleras en uno de los extremos, de esta manera no se abrirán.

La correa de la cintura debe estar apretada contra la cadera, esto distribuirá el peso, de modo que, en lugar de llevar todo el peso del paquete sobre los hombros, llevas gran parte del peso en las caderas. Si tiene un paquete pesado (por ejemplo, en un viaje de mochilero en el que lleva su tienda de campaña y comida), se sentirá mucho más liviano una vez que coloque la correa de la cintura. Las correas también estabilizarán el paquete contra tu cuerpo, para que tú y tu mochila se muevan como uno, y tu paquete no te desequilibrará.

La correa para el pecho es opcional, pero te ayudará a mantener tu mochila cerca de tu cuerpo.

5. Camina utilizando bastones

Los bastones de senderismo actúan como una tercera y cuarta pierna.

El resultado es una estabilidad mucho mejor, especialmente útil para cruces de arroyos, senderos empinados y angostos, o senderos con pedregales sueltos y poco firmes. La estabilidad extra es útil si llevas una mochila pesada o caminas sobre nieve, hielo u otras superficies resbaladizas. Los bastones también reducen el impacto que el senderismo tiene en tu cuerpo, especialmente en las rodillas. Además, usar bastones significa que estás usando tus brazos y haciendo algo de ejercicio en la parte superior del cuerpo que de otra manera no obtendrías al ir de excursión. Si usas bastones con la técnica correcta, aumentarán tu velocidad y reducirás la fatiga, mientras quemas más calorías.

En general, dos bastones son más eficientes que uno, pero a algunas personas les gusta caminar con un solo palo y eso está bien, va de acuerdo con el gusto

6. Planea descansos con anticipación

A menudo hay un desfase temporal entre cuando nuestro cuerpo necesita algo y cuando sentimos la necesidad por primera vez.

Por lo general, nuestro cuerpo necesita agua antes que realmente experimentemos sed. También podemos enfriarnos fácilmente y no darnos cuenta hasta que sea casi demasiado tarde para calentarnos fácilmente. De manera similar, podemos quedarnos sin combustible y solo darnos cuenta de que estamos hambrientos cuando nos sentimos repentinamente fatigados.

Para evitar los dedos congelados o la falta de comida o agua, es útil tomar descansos regulares (al menos cada 90 minutos) para hidratar y evaluar sus necesidades. ¿Es ese bulto en tu calcetín a punto de causar una ampolla? Tal vez es hora de cambiarse los calcetines o ponerse una tirita en el talón. ¿Estás comenzando a sentirte frío? Es hora de ponerse el suéter.

Los controles frecuentes son una parte importante de asegurarse de que tu cuerpo tenga todo lo que necesita para funcionar de la manera más eficiente posible. Con el tiempo, aprenderás a beber ANTES de tener sed y podrá anticipar las necesidades de su cuerpo antes de que sea demasiado tarde y su energía se bloquee por deshidratación, falta de alimentos, frío o sobrecalentamiento.

 

0 Comments

Deja un comentario